Menú lateral amp
Duelo tras la pérdida de un bebé

Un dolor compartido que duele menos

Un grupo de madres que han perdido a sus bebés en el embarazo o al poco de nacer acaban de crear un grupo de apoyo en Pamplona dentro de la red nacional ‘El hueco de mi vientre’. Este sábado se reúnen e invitan a asistir a todos los interesados

12/02/2018 a las 06:00

Elena tiene una hija de 8 años y vivió tres embarazos posteriores que terminaron en aborto. Nuria es madre de tres hijos de 11, 9 y 6 años y sufrió una pérdida al quedarse embarazada del cuarto. Y Raquel esperaba mellizos cuando se puso de parto prematuro en el séptimo mes: perdió a uno de los bebés y el otro pasó dos meses en la incubadora. Hoy tiene dos hijos: ese mellizo, de 6 años; y otra niña, de 3. Hasta hace poco no se conocían. Sus vidas y sus trabajos (son abogada, maestra de Infantil y auxiliar de enfermería, respectivamente) les habían llevado por caminos distintos. Pero estas pérdidas les han unido. Hace dos semanas se reunieron por primera vez en Pamplona y acaban de crear el grupo de la red nacional ‘El hueco de tu vientre. Solidaridad en el duelo perinatal’, que agrupa a madres que han perdido a sus hijos en cualquier momento del embarazo, el parto o al poco de dar a luz y a profesionales. Les acompaña la psicóloga familiar y especializada en duelo perinatal Patricia Roncallo Andrade, que ofrece apoyo psicológico a quienes lo precisen. La primera reunión de este grupo será el próximo sábado 17 de febrero (a las 11 horas en el local de ‘Casa de Cultura y Solidaridad’, calle Sangüesa frente al número 33, en la Milagrosa). “Estamos abiertos a todas las personas que quieran venir. Madres y padres. Todo lo que se cuente aquí será confidencial”.

Te recomendamos

Pero ellas quieren compartir sus testimonios para “ayudar a otras personas”. Como la pamplonesa Raquel Besora García, de 36 años, y que, recuerda, cuando contó su historia para otro reportaje recibió muchas llamadas. “Se puso en contacto conmigo una señora de 80 años que había perdido a su hijo hacía cincuenta. Su marido le había prohibido hablar de ese tema y no había resuelto el duelo. Por eso, hay que hablarlo”, dice. Y cuenta que su experiencia no fue buena. “Porque en el hospital (Joan XXIII de Tarragona) no me sentí bien tratada. Vi al bebé de lejos y no pude tocarlo. Pero desde entonces, hace seis años, la atención en hospitales ha mejorado mucho y hay más sensibilidad”.

Elena García Sansegundo, madrileña de 46 años y vecina de Pamplona, sufrió tres abortos en el primer trimestre de embarazo tras el nacimiento de su hija Ana, que ahora tiene 8 años. “Los he tenido cada dos años y en uno me tuvieron que hacer legrado (una operación para eliminar los restos del útero). Lo pasé muy mal porque te anestesian y, cuando vuelves a la habitación, es como si no hubiera pasado nada”. Cada vez que se quedaba nuevamente embarazada sentía “un acojone que te mueres” por si volvía a pasar. “Y pasaba”. Y cuando se enteraba de que alguna amiga estaba esperando se sentía muy triste.

Te recomendamos

Algo mejor vivió su duelo la palentina Nuria Sánchez Díaz de Isla, de 39 años, profesora de Educación Infantil en Santa Catalina y madre de Javier (11 años), Miguel (9) y Belén (6). “Cuando estaba de dos meses tuve un aborto pero me sentí muy arropada y acompañada. No he vuelto a quedarme embarazada”. Aunque tanto ella como las demás siguen acordándose de las fechas en que tuvieron las pérdidas y cuándo hubieran nacido esos niños.

Una red de apoyo madre a madre

El grupo de Pamplona de la red de ‘El hueco de mi vientre’ celebra su primera reunión este sábado 17 de febrero en la calle Sangüesa (local frente al número 33), en la Milagrosa.

Más información