El Chimy vuelve a caer

Las pruebas han determinado que el delantero argentino se ha roto el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha derecha

Confirmada la grave lesión del Chimy Ávila Eduardo Buxens

El Chimy está roto. De nuevo. Adiós a la temporada. Esta vez ha sido la rodilla derecha la que ha frenado su aparición en los terrenos de juego. La primera exploración en Tajonar ya avanzó un revés idéntico al que había sufrido en enero. Un diagnóstico que terminó por concretarse a última hora de la tarde tras las pruebas en la Clínica Universidad de Navarra, adonde acudió a las siete de la tarde. Dos horas después se comunicó la grave lesión. Sufre una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. Será operado en los próximos días. La noticia tuvo gran repercusión nacional e internacional. La tragedia comenzó en el entrenamiento matinal y la confirmación del contratiempo supone un varapalo importante.


Eran casi las once de la mañana. El entrenamiento en Tajonar afrontaba su recta final con un partidillo. A tres días para que comience la competición. En boca de todos estaba la ansiada vuelta del Chimy Ávila. Había jugado los amistosos. Todavía luce una protección en la rodilla izquierda tras haberse roto el ligamento cruzado el 24 de enero en El Sadar. Ayer se repitió la pesadilla. Cuando el argentino veía la luz al final del túnel, cuando había atravesado el camino de la recuperación, los plomos se apagaron de golpe.


En una jugada con Aridane se fue al suelo echándose la mano a la pierna derecha. Silencio sepulcral acompañado del ruido de las cámaras. Parecía una pesadilla. El entrenamiento se paró en seco. Los compañeros se acercaron enseguida para interesarse. También Jagoba Arrasate. A los segundos apareció a la carrera el doctor Andrés Fernández, que se encontraba en el interior de las instalaciones. Acompañado del fisio Borja Oreja le ayudaron a levantarse. Se marchó por su propio pie, aunque con gesto de preocupación.


El director deportivo Braulio Vázquez se encontraba sobre el césped. Fue testigo directo de lo sucedido. Cuando el Chimy llegaba al vestuario caminó hasta su posición para saber qué había pasado. El jarro de agua fría se notaba en el ambiente.


Exploración pesimista


Una vez dentro de Tajonar se evaluó el estado de la rodilla derecha, la que no había sido operada. La prueba sobre el terreno concluyó que podía tener afectado el ligamento cruzado. Osasuna trasladó que las sensaciones sobre su estado no eran buenas.


No es el primer caso de una rotura de ligamentos en forma de recaída pero de la rodilla contraria. Los especialistas apuntan que ocurre porque la persona tiende a cargar con mayor intensidad la pierna que está en buenas condiciones. Las opciones de ser propenso a padecer este contratiempo aumentan.


La noticia sentó como un gran golpe en el osasunismo, que manifestó su preocupación y muestras de afecto en las redes sociales. Después del entrenamiento estaba convocada la rueda de prensa de renovación de Oier Sanjurjo, impregnada de la lógica desazón que se vivió en el seno del equipo.


Reunión de urgencia


Braulio Vázquez, Jagoba Arrasate y José Antonio Prieto ‘Cata’ se reunieron durante unos minutos en el banquillo antes de la comparecencia pública que tenía el director deportivo junto a Oier. Ya conocían el mal pronóstico que se había trazado. Una vez efectuadas las pruebas médicas llegó el mazazo. El contador se vuelve a poner a cero para el Chimy, que ve la operación como próximo paso. Osasuna ya sabe lo que es vivir sin el argentino, que vuelve a afrontar la misma recuperación siete meses después.

Te puede interesar

Te puede interesar

 

<p>El <a href="https://www.diariodenavarra.es/tags/personajes/chimy_avila.html" rel="nofollow" target="_blank">Chimy </a>está roto. De nuevo. <b>Adiós a la temporada</b>. Esta vez ha sido la <b>rodilla derecha</b> la que ha frenado su aparición en lo

Para leer este contenido exclusivo, debes tener una suscripción en
Diario de Navarra
Tipos de suscripción:
  • Web + app (0,27€ al día)
  • Versión PDF
  • Periódico en papel
Mereces información de calidad, sin límites