Seguridad

Pamplona es más segura que hace 5 años a pesar del repunte de robos con violencia

Los cuerpos policiales admiten que la sensación de inseguridad es mayor por la agresividad de algunos casos que han salido a la luz

Coche de la Policía Municipal en la Vuelta del Castillo de Pamplona Eduardo Buxens

¿Es peligroso volver a casa por la noche en Pamplona? ¿Es una ciudad más insegura que hace 5 o 10 años? Los datos oficiales constatan que las tasas de criminalidad han bajado considerablemente, según la memoria del área de Seguridad Ciudadana. En 2016 había 11.826 delitos por cada 100.000 habitantes y en 2020 bajó a 9.569. Los robos con violencia se redujeron un 47%, los delitos contra las personas (peleas) bajaron del millar y las agresiones sexuales se redujeron de casi 600 a 492. No hay cifras oficiales de 2021, pero los datos provisionales del área de Seguridad Ciudadana hablan de un repunte de los robos con violencia: más de 250 denuncias, la peor cifra desde 2017.

Te puede interesar

Al margen de las cifras, los expertos policiales admiten que la sensación de inseguridad es ahora mayor porque se han registrado casos de una violencia y agresividad preocupantes. Y en 5 años se ha duplicado la incautación de armas blancas. “Si la víctima se encara, el delincuente se pone más agresivo y las consecuencias pueden ser peores”, admite un responsable policial.

Gráfico Alfredo Goñi Morales

Además, los delitos se concentran en determinadas zonas. Estos últimos meses ha sido la Vuelta del Castillo y la Plaza del Castillo. Antes era Yamaguchi y Antoniutti. La presión policial hace prever que la delincuencia se desplace a otras zonas. El incremento de los robos con intimidación ha llevado a organizar un dispositivo junto con la Policía Foral y la Policía Nacional.

ROBOS QUE NO SE DENUNCIAN

Desde Seguridad Ciudadana apuntan que las denuncias de robos por violencia son la punta del iceberg. “Buena parte de los casos no se denuncian. Si a un chaval le amenazan y le quitan diez euros que lleva encima, se va con el disgusto y la rabia, pero no llama a la policía”, comentan. Además, las personas embriagadas son blanco fácil: “A veces les quitan el móvil o la cartera sin que se den cuenta”.

En las últimas semanas, ha surgido otro debate. ¿Quién comete estos delitos? En 2020, el 60% de los detenidos por Policía Municipal eran extranjeros. En los últimos 6 años han bajado los arrestos de ciudadanos sudamericanos y han subido los de personas de nacionalidad africana. Los cuerpos policiales señalan que aquí no cabe ni poner en la picota a determinados colectivos. Eso sí, aclaran que los menores extranjeros no acompañados, los menas, no son el problema. Según la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, en 2021 solo cuatro varones menas fueron detenidos en Pamplona. Fuentes de Policía Municipal señalan que dos de ellos han sido “especialmente conflictivos”.

Precisamente, lo que preocupa a los cuerpos policiales es la existencia de un puñado de chavales “auténticas piezas, que se las saben todas”. Y aquí hay de varios perfiles. Aunque algunos son menores, la mayoría rondan los 18-24 años, mayoritariamente extranjeros. En el caso de los menores, el perfil responde a chavales con problemas de conducta y entornos familiares complicados.

DELINCUENTES ITINERANTES

En 2020, los juzgados de Menores impusieron 172 medidas por conductas delictivas en Navarra. Es una cifra sensiblemente inferior a las 373 de 2017, según la Memoria de la Fiscalía de Menores. Parte de estos menores están internados en centros de reforma en semilibertad. “Hay una estrecha colaboración con los cuerpos policiales. Si alguno se fuga, se avisa inmediatamente”, explica Olga Chueca, subdirectora de Menores del Gobierno de Navarra. En Derechos Sociales, admiten que uno de los problemas es cuando estos menores con problemas de conducta cumplen 18 años y dejan de estar tutelados por el Gobierno de Navarra. “A algunos se les logra reconducir pero a otros no”, señalan.

Cuando una patrulla policial detiene a una persona joven sospechosa de un delito, no resulta una tarea fácil identificarla. “No suelen llevar documentación y no te puedes fiar de lo que te digan. O pueden llevar papeles falsos”, señala un responsable policial. En 2020 se incoaron en Navarra 17 expedientes de determinación de la edad. En algunos casos también resulta difícil conocer el lugar de residencia. “Hay delincuentes itinerantes, que un día están aquí y otro en Zaragoza o Bilbao. Pamplona también es lugar de paso de muchos inmigrantes que quieren ir a Francia”, comenta este agente.

Un tercer grupo, menos numeroso pero que en ocasiones ha generado quebraderos de la cabeza a las patrullas policiales, son los menores de 14 años. La memoria de la Fiscalía de Menores cita el caso de un chaval de 13 años que en 2016 acumuló un “importante número de robos violentos”.

¿Es peligroso volver a casa por la noche en Pamplona? ¿Es una ciudad más insegura que hace 5 o 10 años? Los datos oficiales constatan que las tasas de criminalidad han bajado considerablemente, según la memoria del área de Seguridad Ciudadana. En 20

Para leer este contenido exclusivo, debes tener una suscripción en
Diario de Navarra
Tipos de suscripción:
  • Web + app (0,27€ al día)
  • Versión PDF
  • Periódico en papel
Mereces información de calidad, sin límites